SEIS PERSONAJES EN BUSCA DE AUTOR, LUIGI PIRANDELLO

seis personajes

Los personajes de esta obra teatral se salen del texto para mirar el mundo real. Y buscar su autor para que la eterna función siga día tras día, hasta el final de los tiempos. El espectáculo debe continuar, y el espectáculo es la vida.

Me recuerdan estos personajes al protagonista de Niebla, de Unamuno. La novela (o nivola) discurre más o menos anodida hasta que el tipo descubre que va a morir. Y claro, no se quiere morir ni harto de vino, ni siquiera un personaje de mentira, de una novela, quiere morirse. ¡Gran reflexión! Bien, el protagonista, al saber que se muere sale en busca del autor, de Unamuno, claro, quien escribe plácidamente en su cuarto. Y sin alterarse, como lo más normal del mundo, está matando a un hombre, firmando su sentencia de muerte con sustantivos, verbos, determinantes, perífrasis, asesina como el sicario que maneja su revólver. A sangre fría.

Y claro, el protagonista, se encara con Unamuno y le dice que aquello que proyecta hacer está muy feo. Matarle de esa manera… ¿Qué ha hecho?

“¿Qué pecado cometí naciendo?”, dice Segismundo en La vida es sueño, de Calderón. Pues lo mismo. Entonces  Unamuno se pone chulo y dice que él es quien escribe el libro y que allí muere o nace quien le da la gana. Es como Dios, el dios del infeliz protagonista de su novela.

También los personajes de Pirandello buscan su autor, su dios, como el de Unamuno. Como muchos de nosotros, que nos preguntamos si esta obra, la vida, según Shackespeare escrita por un idiota y que nada significa, tiene de hecho sentido.

Queremos saber si tras el telón, se esconde algo más. Si la cosa se limita a una continua representación como en Broadway o existe un mundo ahí fuera. Para algunos, o muchos según se mire, después de la función sólo quedan los aplausos de los espectadores, o los abucheos o la indiferencia, y el silencio final. Para otros, lo mismo que el teatro es la representación simbólica de cosas que ocurren en la vida, la vida misma es la representación de cosas más elevadas y perfectas que ocurren Dios sabrá dónde. Si es que hay Dios.

Lean Seis personajes en busca de autor e inquiétense porque el empeño ridículo de esas figuras grotescas (no más que nosotros) por encontrar una respuesta quizá les suene de algo.

Anuncios

3 comentarios en “SEIS PERSONAJES EN BUSCA DE AUTOR, LUIGI PIRANDELLO

  1. Pingback: Acercamiento entre Pirandello y Unamuno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s