ADIÓS A LAS ARMAS, HEMINGWAY

adiós a las armas novela

En este Adiós a las armas no tenemos una trama compleja ni extraordinaria, son sucesos ordinarios de una guerra, con el detalle de que fueron vividos en primera persona por el autor. No hay grandes hechos, pero es importante como son descritos, con sencillez y maestría, con transparencia. O casi transparencia, porque en la literatura como en la vida no todo es evidente. Podemos hablar entonces de un lenguaje translúcido, suelto, fácil de asimilar para el lector.

A Hemingway, que era un catacaldos irreductible, aventurero, retador de sí mismo, no tuvieron que explicarle lo que era la guerra. Conoció ese mundo muy pronto, en el escenario de esta novela, la Italia de la Primera Guerra Mundial, a la que llegó como voluntario conductor de ambulancias como el protagonista masculino-álter ego en la novela. Luego estuvo también en la Guerra Civil española y en más sitios. Claro, con la equidistancia de la bravuconería y la impostación del papel de duro, que siempre persiguió a despecho de su fuerte sensibilidad, miedos e inseguridades. Como dije antes, se retó a sí mismo y huyó de su miedo. Pero en vez de escapar del fuego, se precipitaba sobre él, convirtiendo el impulso de la huida en arrojo temerario.

Hace unas semanas vi una versión cinematográfica del año 1932 (el libro se editó tres años antes) en inglés, con subtítulos en ese idioma. En los ratos libres estoy tratando de aprender la anglosajona parla, así que me veo películas clásicas, que son las que tengo al alcance, y me vienen bien porque los actores de antes tenían una dicción muy clara. Tan clara como la prosa de Hemingway. Esa película tan antigua y mítica la protagonizan Helen Hayes y Gary Cooper. Buen cartel. A mí me convence más Helen, la veo más natural. Cooper creo que está muy envarado en ciertos momentos de la película, demasiado frío. Pero no es más que una apreciación, no me hagan caso.

Adios-A-Las-Armas

 

Comenté antes que no hay grandes sucesos en la novela, me corrijo. Sólo con decir que se cuenta una guerra ya estamos admitiendo la gravedad de lo descrito en esas páginas. Hay cruentas batallas mostradas allí (como la de Caporetto) con un realismo muy cercano, sin disfraces ni edulcorantes. El conflicto, la situación general, sirve como marco a la historia personal que se está produciendo entre los dos protagonistas, el conductor de ambulancias y su enfermera. Su modesta y comprensible historia de amor, que se vuelve algo mucho más grande, superando sus expectativas y circunstancias, superándolo todo.

Pero esa historia, tan central, esencial, no puede hacer olvidar que este es un libro sobre la guerra. Que al retratarla con tanta nitidez y realismo, al mostrarla como es produce una crítica mucho más eficaz que un ampuloso discurso pacifista sin anclaje en los hechos. Esta novela nos enseña a odiar la guerra, a olvidarnos del cantar de los clarines y el glamour de los héroes y los patriotas. Y nos enseña como en medio de la muerte florece con vigor la vida, el amor, las pasiones de quienes sienten la urgencia de vivirse en la incertidumbre. Y descubren casi sin quererlo un sentimiento que los trasciende sin negarles lo real.

Como sé que más de uno de mis lectores, y más de dos, tiene inquietudes por la escritura les dejo en último término con el Decálogo del escritor dictado por el novelista estadounidense. Como toda colección de consejos, tómenselos como tales, consejos, pero no pierdan detalle. Están dichos por alguien que sabía de esto.

 

DECÁLOGO DEL ESCRITOR

1.Permanece enamorado.

2.Esfuérzate en escribir.

3.Mézclate estrechamente con la vida.

4.Frecuenta el trato de los escritores consagrados.

5.No pierdas tiempo.

6.Lee sin tregua.

7.Escucha la música y mira la pintura.

8.No intentes explicarte.

9.Sigue siempre el impulso de tu corazón.

10.Calla: la palabra mata el instinto creador.

 

Le hago caso al maestro. Me callo ahora y me despido hasta el próximo post. Que lo pasen bien.

Anuncios

16 comentarios en “ADIÓS A LAS ARMAS, HEMINGWAY

  1. Me gustó la novela cuando la leí, creo que hace bastantes años, y recuerdo que era sencilla y simple, por eso agradable. Siempre que pienso en el horror de la guerra, pienso en la semilla de paz y de fraternidad, en este caso amor, dispuesto a crecer en medio del dolor y el sufrimiento. Quizás porque estamos necesitados de amar, especialmente cuando la soledad nos aprisiona.
    Un saludo y gracias por tus post, Nunca defraudan.

    • Hay una frase que dicen en Parque Jurásico, fíjate, ‘la vida siempre se abre paso’, o algo así. O sea que la vida es cabezona, tenaz, y al final triunfa por encima de todos los desastres. O eso le gusta pensar a uno. Gusta pensar que en medio de una guerra, que es un estercolero donde los canallas y los cobardes hacen su agosto, quede en pie un poco de dignidad, de calor humano. Y si pasa en una novela pues también pasará en la realidad, que dicen que supera la ficción. Ojalá. Muchas gracias por tus comentarios, Antonio, porque siempre vienen a completar, siempre añaden algo interesante. Un saludo.

  2. En los últimos artículos estás tocando libros y autores con los que tengo una relación difícil, estancada, y esto está muy bien, ¡tu perspectiva les abre una posibilidad!

    • Pues te agradezco que lo veas así, Pablo. Al fin y al cabo cada uno vemos las cosas de una manera, y nos acercamos a los libros de un modo distinto. Y aquí, como sabes, no se hacen reseñas objetivas y ‘científicas’. Que para eso ya están los expertos. A mí, como no me paga ninguna editorial ni me caso con nadie… pues digo lo que me quiero. Como cada uno de vosotros en vuestros sitios. Y eso no está mal, ¿verdad? Nos compensa un poco de todas las imposiciones que tenemos que soportar.

  3. Hemingway es de los autores que tengo pendientes. Tomo nota.
    Un abrazo,
    Ale.
    ¡suerte con el inglés! a mis hijos les gustaba mucho ver las historias de Horriblble Histories (creo que las encuentras en youtube) y les servía para practicar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s