QUE NO NOS QUITEN LA VOZ

libre-expresion_banegas_big

Lo que ocurrió ayer en París tiene un eco demasiado fuerte, doloroso, como para que me quedara hoy callado. Quizá no tenga mucho que decir al respecto porque ya se ha dicho de todo, pero considero mi deber decirlo. Porque quienes escribimos en blogs (y en otros medios) en todo el mundo tenemos una deuda con la libertad de expresión, sin la cual quizá nos dedicaríamos a engrosar diarios que tal vez nadie leyera.

Sin embargo, la libertad de expresión es a menudo un escudo hipócrita con el que esconder nuestras carencias. Existe la censura en nuestra sacrosanta democracia, no nos engañemos. En medios de izquierdas no son bienvenidos los guiños a la derecha, y a la inversa. En un blog de ateos militantes dejaban claro que no se admitían comentarios a favor de la religión o la creencia. Sin complejos.

Pero a esos disidentes ideológicos lo más que les puede pasar es que disminuya su credibilidad entre los propios o pierdan el trabajo; no peligra su vida. No se puede comparar que puedas perder el trabajo con que dejes de respirar, pura y simplemente.

 

Los salvajes sin corazón ni cabeza, que por no saber defenderse con la razón lo hicieron con un kalashnikov, se llevaron por delante a un tal Ahmed Merabet, de origen musulmán como su nombre indica. (diario El Mundo, pág. 11). Era el policía que ejecutaron en el suelo. Es una amarga metáfora de la coherencia y la integridad de los pretendidos “integristas”. Esos estúpidos dicen defender a Dios y al profeta Mahoma. Pero, ¿de verdad necesita un ser todopoderoso como Dios y su profeta que los defiendan con armas de fuego? ¿Tan débiles son para sus mentes enfermas de fanáticos?

No encuentro mucho más que decir, me despido con una breve entrada que escribí en mi anterior blog precisamente cuando los fanáticos atacaron la sede de Charlie Hebdo en 2011. Descansen en paz las víctimas y que Dios ponga en su lugar a los asesinos.

 

 

EL ISLAM Y LA RISA

Los musulmanes suelen ser gente risueña y parlanchina, se ríen de casi cualquier cosa. Casi. Porque si tocas lo sagrado la cosa cambia, lo estamos comprobando en estos días. Yo creo que los musulmanes, sobre todo los fanáticos yihadistas, para respirar un poco, para permitir que entre aire en su sociedad teocrática, deberían tener su propia Vida de Brian. Una película cómica sobre la biografía de Mahoma, su predicación y su lucha (a veces armada). Debería ser una película inteligente y con sentido del humor, que no cayera en el chiste fácil y de mal gusto. Que ofreciera una imagen irónica (no sarcástica) de la religión criticando sus fanatismos y deslices. Que conste que a mí la Vida de Brian me molesta un poco, pero es imprescindible que pudiera hacerse en su momento sin censuras. En una sociedad libre tenemos que convivir con lo que no nos gusta.

A veces he defendido al Islam de los dardos envenenados del ateísmo y el laicismo militante. Lo seguiré haciendo porque creo que esa conducta de los ateos y otros escépticos irrita de continuo a los musulmanes sacando lo peor que hay en ellos. Sin embargo, a pesar de esa defensa creo que los hijos del Islam tienen que reflexionar. Su actitud tan severa con las mofas personaliza demasiado a Dios y endiosa demasiado a Mahoma. Este último era una persona, no un ser perfecto como Dios. Nadie debería quedar al margen de la risa en un momento determinado. ¿Se ríen de Mahoma? ¿Y qué? Sólo fue un hombre. Hizo cosas ridículas como todo el mundo, cometió errores. También Jesús de Nazaret.

El cristianismo considera a Cristo como un Dios y durante siglos ha castigado con la muerte actitudes de burla o menosprecio de su figura. Pero eso ya está superado. ¿Por qué no iba a hacerlo también el mundo musulmán?

Dijo Khalil Gibrán (cristiano pero ante todo místico): “Libradme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y del orgullo que no inclina la cabeza ante un niño”.

Mahoma sólo fue un hombre (un gran hombre). En cuanto a Dios, si no existe, los insultos o burlas contra Él no tienen sentido. En caso de que exista (como intuyo) los insultos serán apenas como el soplido de una pulga sobre un elefante: nada.

Musulmanes, si de verdad tenéis tanta fe, ¿qué problema presentan las burlas? ¿Os harán dudar, perder la fe? ¿Es que irritan a Dios? ¡Y vosotros qué sabéis! Las cosas de las que se puede hacer un chiste no son eternas, el Ser eterno escapa a las burlas porque no es apresable por el lenguaje.

 

«Mi corazón ha devenido capaz de toda forma: es una pradera para las gacelas y un convento para los monjes cristianos, y un templo para los ídolos, y la Kaabah del peregrino, y la tabla de la Thorah y el libro del Qorân. Yo soy la religión del Amor, cualquiera que sea la ruta que tomen sus camellos; mi religión y mi fe son la verdadera religión».

 

Mohyiddin ibn Arabi

 

 

 

Anuncios

17 comentarios en “QUE NO NOS QUITEN LA VOZ

  1. Inconcebible y profundamente lamentable… Así será, Dios hará justicia, no lo dudes.
    Excelente entrada, José.
    Un gran abrazo.

      • Para eso estamos, José. Esa es la palabra clave, lo que le está faltando a la sociedad actual: respeto. Sí, concuerdo contigo, y cabe destacar que la unidad es la base de un futuro prometedor… también está faltando eso en el mundo en que vivimos.
        No te preocupes, por el momento seguiré aquí así que cuando puedas y gustes. Yo también te debo visitas.
        Un abrazo.

  2. Hola José, no conozco muchos musulmanes pero confío en que no todos son fanáticos, y en que existen aquellos más abiertos que respetan el pensar ajeno… quiero creerlo porque creo en el ser humano. Coincido contigo en lo terrible del asunto, en lo asqueroso de atentar contra otro ser humano en el nombre de una religión, me siento triste y profundamente indignada como ser humano, pero intento no darle rienda suelta a un prejuicio contra una religión/cultura determinada porque quiero creer que no todos son iguales, que no todos son fanáticos, que no todos están locos, que no todos son malos… Gracias por compartir tu sentir. Me uno a tu sentimiento, con un cálido abrazo y una oración.

    • Hemos de persistir en esa actitud, Zuri, lo explicas muy bien. Vivimos momentos difíciles que ponen a prueba la inteligencia y la buena fe de las personas para distinguir el trigo de la cizaña. Nuestras sociedades, sobre todo en Europa, son muy variadas, con personas de muy diversa procedencia, ideas, creencias, costumbres. Y tenemos el deber de recibirlos bien, con respeto y empatía. Mientras que no quebranten las leyes ni la convivencia todas esas personas son tan válidas como tú y yo, y esa conciencia ha de fortalecerse. Un abrazo fuerte.

  3. He tenido el placer de compartir dos años de mi vida con un gran grupo de amigos, y entre ellos había una chica musulmana. Que decir… son gente excepcional, como bien dices, muy risueña y abierta. Eso si, cuando por algún casual salía algún tema religioso, las tornas cambiaban y sus palabras se convertían en dardos envenenados. Sin embargo, sucedería lo mismo si hubiese un Católico empedernido al que le dijeran cosas de su religión que no quisiera oír, así que no es culpa de los musulmanes, es culpa de tener una idea sobre ellos bien equivocada, y eso lleva a enfados.

    Atención, no estoy hablando del lamentable atentado ocurrido hace pocos días en París. Acciones así deben ser erradicadas de una vez por todas. No entiendo como en el nombre de una religión pueden hacerse estas barbaridades. Mi más sentido pésame por las victimas de tal brutal ataque, y desear que de una vez por todas estos actos violentos lleguen a su fin.

    Muy buen artículo José, como siempre 😉

    • Gracias por tu ponderado comentario, Glaerd. Realmente los asuntos que tienen que ver con la religión son muy delicados pero eso, como bien dices, no justifica ningún crimen. Un saludo y muchas gracias por pasarte y unirte al debate.

  4. La vida no es justa. El mundo tampoco. La justicia no existe más que como un ideal. La historia la demuestra. Por eso, por imposible y utópica es que debemos seguir gritando ¡JE SUIS CHARLIE!

    • Efectivamente, Maia, la justicia sólo está como ideal. Nos vamos aproximando al ideal de lo justo en medio de mil obstáculos, deficiencias… Lo importante es que, en medio de esa imperfección, sigamos tratando a nuestros semejantes como seres humanos antes que miembros de un grupo (religioso, étnico…). En tus escritos se observa siempre esa grandeza de alma que no se conforma con la confrontación que es tan fácil de vender, que no se conforma con lo simplón, lo vulgar o lo obvio. Un abrazo, ¡JE SUIS CHARLIE!

  5. No conocía tu antiguo comentario pero me parece excelente. Totalmente de acuerdo, reírse un poco de uno mismo es un ejercicio muy saludable que ayuda a relativizar nuestra pobreza ante la riqueza que representa el Dios en el que creemos, que no es, por supuesto, un abuelito con barba.
    Un abrazo.

    • Claro que sí, Antonio. Y este comentario,viniendo de una persona con fuertes convicciones como tú, tiene un gran valor. Porque demuestra que una fe firme no teme las burlas ajenas y es capaz de tomar las cosas con perspectiva. Un abrazo y gracias por pasarte.

  6. Excelente mensaje en tiempos revueltos y en los cuales los valores son cada vez mas cuestionados. Interesante que este tipo de paradojas se presenten en tiempos finiseculares y de gran pluralismo.
    Realmente, para reflexionar. te mando un abrazo grande amigo, buen fin de semana, Aquileana 😀

    • Realmente estamos en un momento para reflexionar mucho, Aquileana. Me parece que la libertad de expresión es un pilar imprescindible para que una sociedad sea sana y libre. Pero no todo vale a la hora de expresarse, es importante la moderación y el respeto por los demás. Estoy en contra de la censura pero no creo que sea la mejor idea ofender una y otra vez a millones de personas (musulmanes). Es este un asunto peliagudo y lleno de recovecos pero es importante que prevalezca el modo pacífico de afrontar el debate, que es el único válido para las personas de bien. Un abrazo, Aquileana.

  7. En lo personal, aquí el problema es que mucha gente equivoca la libre expresión con la burla, lo que quiere decir para mí, es que así tus creencias estén ubicadas en una piedra que crees tú que te va a cuidar (se lee tonto lo sé, pero no para todos tal vez) por derecho te deben respetar, son tus creencias y nadie tiene derecho a burlarse, así es, creo que esta revista muchas veces exagera lo que promueve. El único problema que veo en esta gente que decidió acabar con la vida de unos seres humanos, es precisamente eso, acabar con la vida, ni DIOS, ni BUDA, ni ALÁ ni cualquier ser que consideren las personas como DIOS único, creo que hubieran dicho “MATA en mi nombre”, esta gente confunde, cree que matando reivindica el honor de su DIOS, y no es así, lamentablemente dudo que cambien de opinión, a la vez es bueno y a la vez es malo que sean tan intolerantes, la cosas son relativas, bueno porque el seguir teniendo creencias no te pierde en el camino de la vida, y mala porque esto que pasó no debió ser. B.J.

    • Estamos de acuerdo en que es una vergüenza matar en nombre de Dios o las creencias de uno. Ellos se autodenominan “guerreros de Alá”, pero no son guerreros en realidad porque asesinan a las personas a traición. Son cobardes y sólo un diablo, no un Dios, podría estar satisfecho con sus acciones. A todas las personas tolerantes nos queda mucho que hacer pero sin tener que ofender a quienes piensan de otra manera. Un saludo y gracias por tu aportación al debate, B.J.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s