VIDAS PARALELAS, PLUTARCO

vidas-paralelas

 

Hacía un par de siglos que Grecia había sucumbido al huracán romano. Y esos dos mundos, el refinamiento griego y el empuje y pragmatismo de Roma, se habían fusionado. Cosa que pretende mostrar Plutarco en sus ejemplos y semblanzas de grandes personajes de las dos orillas.

Siendo un hombre piadoso (platónico y sacerdote de Apolo en Delfos), Plutarco dio una orientación moral a sus “vidas”, afeando los defectos y celebrando las virtudes de sus biografiados. Mi comentario de tan ingente obra (siete u ocho volúmenes, según la edición) será por fuerza fragmentario, ligero e insuficiente. Pero quizá no sea ocioso que transcriba un par de pasajes que me llamaron la atención en su momento. Tanto me gustaron que los escribí a mano en el cuaderno donde estampaba citas ajenas y propias.

En momentos preelectorales como estos, en España, estos pasajes adquieren una curiosa resonancia. Veamos el primero, que habla del estadista y general Cimón de Atenas:

 

Dícese que vino a Atenas, con ricos caudales, un bárbaro llamado Résaces, que se había rebelado al Rey [de Persia], el cual, mortificado de calumniadores, acudió a Cimón y le presentó en el recibimiento dos tazas, llena una de daricos de plata y la otra de oro. Y que Cimón al verlo se echó a reír y le preguntó qué era lo que prefería, que Cimón fuese su asalariado o su amigo; y como respondiese que amigo, ‘Pues bien, -le repuso- vete y llévate esta riqueza, porque me servirá, si la hubiese menester, siendo tu amigo’ ”. (volumen IV, página 18, ediciones elaleph.com)

 

¿Se imaginan ustedes un caso análogo en un político actual? A mí no me alcanza tanto la imaginación, me parece más verosímil la fabricación de antimateria o los viajes en el tiempo. En fin, parece que tanto Cimón como su sosias (no exageremos) Lúculo fueron intrépidos en la lucha y prudentes en el mando. Y tuvieron sus flaquezas, como todo el mundo.

Vamos con el segundo pasaje, que es más breve y posee un aire melifluo y laudatorio hacia su protagonista (no siempre a la altura de los elogios), pero no conviene perderse una palabra de lo que dice. Estas palabras llevan el sello de la sensatez y bondad de Plutarco (y me gustaría creer que son verdad):

 

[…] Porque Cicerón fue el que hizo ver a los romanos cuánto es el placer que la elocuencia concilia a lo que es honesto, que lo justo es invencible si se sabe decir, y que el que gobierna con celo en las obras debe siempre preferir lo honesto a lo agradable, y en las palabras quitar de lo útil y provechoso lo que pueda ofender”. (volumen VI, capítulo XXIII, página 301, ediciones elaleph.com)

 

Una vez más aprieta la nostalgia por lo pasado. Pero dentro de lo pasado hay también mucha desgracia, atropello e inmundicia. Así que me quedo (como he dicho otras veces) con la mediocridad actual en los próceres y la (relativa) superioridad del sistema democrático de ahora si lo comparamos con la Atenas de Pericles y la Roma de Cicerón.

Son muy célebres, como es natural, las semblanzas de Alejandro y Julio César. De ellos diremos, como anécdota, que nacieron bajo el mismo signo zodiacal, Cáncer, si es que esto quiere decir algo. No nos ha llegado un capítulo específico donde el autor compare el carácter y fuste moral de ambos, hubiera tenido miga. Los dos fueron grandes estrategas, quizá César superó al macedonio como estadista. Pero bueno, a este último no le dio tiempo a mostrar sus dotes de gobernante (aunque dejó ramalazos despóticos y crueles que estropean su recuerdo). A estos dos gigantes de la historia se les ha idolatrado y gusta ver como el escritor griego compone sus retratos con trazos anecdóticos, dándoles un relieve más humano. Él mismo nos lo dice al principio:

ni es en las acciones más ruidosas en las que se manifiestan la virtud o el vicio, sino que muchas veces un hecho de un momento, un dicho agudo y una niñería sirven más para pintar un carácter que batallas en que mueren millares de hombres, numerosos ejércitos y sitios de ciudades. Por tanto, así como los pintores toman para retratar las semejanzas del rostro y aquellas facciones en que más se manifiesta la índole y el carácter, cuidándose poco de todo lo demás, de la misma manera debe a nosotros concedérsenos el que atendamos más a los indicios del ánimo, y que por ellos dibujemos la vida de cada uno, dejando a otros los hechos de grande aparato y los combates”.

Estoy de acuerdo. A veces las hazañas resonantes nos hacen perder el foco de la textura concreta y humana, demasiado humana, de sus protagonistas. Y en el detalle de grano fino late la vida pulsante, atroz, sucia y brillante.

Anuncios

5 comentarios en “VIDAS PARALELAS, PLUTARCO

    • Muchas gracias Andrés por acordarte de mí. Ya no participo en las cadenas de premios, pero se agradece mucho el gesto. Y me voy ahora mismo a echarle un vistazo a los premios y los nominados. Un abrazo.

      • Yo sigo la cadena de momento, me estoy planteando dar solo las gracias a la persona que me nomina y ver sus nominados. Siempre que tengo que nominar, tengo la sensación de dejar blogs fuera de este juego y me siento mal, (pero esas son las reglas).
        Abrazos.

  1. Un genial post, y sobre todo, me pareció sumamente elocuente e inteligente la visión ¨proyectiva¨, por así llamarla, por la cual traes el libro y las palabras de Plutarco a nuestra época.
    Una orientación moral a nuestras “vidas” al estilo del autor de ¨Vidas Paralelas¨no nos vendría mal, por cierto… Realmente, muy buen post, querido José. Te mando un abrazo y te deseo Felices Pascuas (por adelantado). Aquileana 😀

    • Me alegra mucho que te gustara el post, Aquileana. Tú sabes mejor que nadie lo vivo que está el mundo clásico, los mitos, las reflexiones de los antiguos, sus hallazgos artísticos. Un gran abrazo y que disfrutes mucho estos días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s