EL LOBO ESTEPARIO, HERMANN HESSE

 

lobo-estepario

 

El camino del exceso conduce al palacio de la sabiduría.

William Blake

 

 

Después de un largo, largo, receso volvemos a este sitio, que no estaba abandonado aunque lo pareciera. Vivencias y aprendizajes muy importantes me han restado tiempo para escribir por aquí. Y regreso con uno de mis escritores favoritos, Hermann Hesse, el novelista de los laberintos y galerías del alma.

La frase que encabeza esta entrada podría combinarse, para ponernos en antecedentes, con una del propio Hesse:

“He sido un hombre que busca y aún lo sigo siendo, pero ya no busco en las estrellas y en los libros, sino en las enseñanzas de mi sangre”.

Por supuesto,  el escritor alemán plasmó esa búsqueda ajena a los libros en sus libros. El lobo estepario es una especie de extraño manual de filosofía, a condición de que entendamos filosofía como un sumergirse consciente en el “peligro”.

Para comprender que quiero decir con “peligro” retomamos la frase de Blake y la de nuestro autor. El reto, el peligro, para Harry Haller, el protagonista de esta novela, consiste en salir del confortable refugio mental de la sociedad burguesa y explorar en las fronteras de lo inverosímil dinamitando cualquier seguridad. Un hundimiento en el abismo de la gran pregunta, “quién soy”, y una exposición trepidante a las salvajes miradas de la gente libre. En esa tesitura Harry  conocerá a Armanda*, mujer andrógina, ambigua, enigmática, fascinante y más viva que cualquier otra criatura sobre la tierra. Un ángel pícaro y danzante que parece surgido de uno de esos cabarets decadentes de la República de Weimar,  o de los sagrados tugurios de jazz de Chicago en los años 20. Esa mujer lo sacará de su enfermizo aislamiento de huraño lobo estepario.

Esta novela fue convertida en objeto de culto por los hippies por sus pasajes iniciáticos entre el sueño, la pesadilla y la revelación. Lo cual vibraba con la compulsiva navegación por los estados modificados de consciencia a lomos de drogas varias en los años de la psicodelia. Esa reverencia queda clara en el propio nombre de la banda Steppenwolf (el título original en alemán del libro que nos ocupa). Banda que nos dejó aquel  “Born to be wild” tantas veces versionado.

 

El antro en que discurrían las dionisíacas aventuras de Harry, Armanda y demás troupe de noctámbulos dejaba claro desde el principio que no era apto para todos los públicos. Sólo para locos, rezaba a la entrada.

Ya lo sabe quien se anime a pasar las páginas de El lobo estepario, avisado está.

 

varo 1

Concluyo con algunas de las muchas reflexiones que pueden leerse en esta obra:

 

“La mayor parte de los hombres no quieren nadar antes de saber ¿no es esto espiritual? y no quieren nadar, naturalmente! Han nacido para la tierra, no para el agua y, naturalmente, no quieren pensar, como que han sido creados para la vida no para pensar. Claro y el que piensa, el que hace del pensar lo principal ese podrá acaso llegar muy lejos en esto, pero ese precisamente ha confundido el agua con la tierra, y tarde o temprano se ahogara.”

 

“El hombre no es de ninguna manera un ser firme y duradero, es más bien un ensayo y una transición, no es otra cosa sino el puente estrecho y peligroso entre la naturaleza y el espíritu. Hacia el espíritu, hacia Dios, lo impulsa la determinación más íntima; hacia la naturaleza en retorno a la madre, lo atrae el más íntimo deseo: entre ambos poderes vacila su vida temblando de miedo”.

 

“Y aunque yo fuera una bestia descarriada, incapaz de comprender al mundo que la rodea, no dejaba de haber un sentido en mi vida insensata, algo dentro de mí respondía, era receptor de llamadas de lejanos mundos superiores, en mi cerebro se habían animado mil imágenes.”

 

“Soledad es igual que independencia,la había deseado y conquistado en el transcurso de largos años. Resultaba fría, ¡oh sí!, pero también quieta, maravillosamente quieta y grande como el espacio frío y silencioso en el que giran las estrellas”.

 

“No tenía objetivo esta risa, no era más que luz y claridad; era lo que queda cuando un hombre verdadero ha atravesado los sufrimientos, los vicios, los errores, las pasiones y las equivocaciones del género humano y penetra en lo eterno, en el espacio universal”.

 

carrington_Daughter_of_the_Minotaur_1953

 

 

*En el original es “Hermine”. Algunas traducciones al castellano, entre ellas la que leí hace años (Editores Mexicanos Unidos), la llaman “Armanda”.

Anuncios

13 comentarios en “EL LOBO ESTEPARIO, HERMANN HESSE

    • Qué bueno tenerte por aquí Ernesto, por lo que veo compartimos afición por un gran clásico. Como bien dices, espero haber dado un salto a mejor en unos intensísimos talleres de inteligencia emocional que he realizado hace poco, una ciencia de la que andamos escasos en la sociedad de la comunicación; por paradójico que resulte. Te debo unas cuantas visitas a tu blog para disfrutar con las magníficas traducciones y tus escritos propios. En breve estaré por allí. Abrazo enorme.

  1. “Quisiera o vencer dentro de sí al lobo y vivir enteramente como hombre, o, por el contrario, renunciar al hombre y vivir, al menos, como lobo, una vida uniforme, sin desgarramientos”… Otra cita de este gran libro de Hesse, que, entre tantos otros temas, trata de la escisión entre la individualidad creativa y las convenciones burguesas.
    Excelente presentación amigo… un abrazo grande y muy buen fin de semana para vos. Aquileana ⭐️.-

    • Gran cita la que aportas, Aquileana. Se trata de un libro extraordinario que hubiera merecido un post mucho más prolijo, estructurado, etc. pero me conformé, por razones de tiempo (siempre el tiempo), con ofrecer unas pinceladas que animen a su lectura. Un gran abrazo, amiga, igual te digo, que disfrutes el fin de semana.

    • ¡Muchas gracias! Demian también es un gran libro. Todos los libros de Hesse tienen gran interés literario, psicológico, filosófico… A mí me gusta mucho Siddharta (al que dediqué un comentario en este blog) y Narciso y Goldmundo. Cuando el tiempo me lo permita me iré aproximando a esas otras obras por aquí. Gracias por tu interés y un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s