EL HONOR PERDIDO DE KATHARINA BLUM, HEINRICH BÖLL

el-honor-perdido-de-katharina-blum-512911-MLA20653062733_032016-F

A veces la libertad de expresión se torna libertad de agresión.

La protagonista de esta novela de Heinrich Böll recibe un acoso intempestivo de la prensa sensacionalista. ¿Es Katharina famosa, una diva del cine, un rostro televisivo? No, es una persona común y corriente (como también lo son las divas) que trabaja, es seria, formal, y nada tiene que ver con escándalos, farándula, etc. En una fiesta de disfraces un tipo se cruza en su camino, o ella se cruza en el suyo, intiman. Y a la mañana siguiente recaen sobre el tipo acusaciones de diversos crímenes. La policía interroga a Katharina, la acusa de complicidad… Los periodistas ya tienen su noticia. Se ha abierto cantera, y para agrandar esa mina-noticia no hace falta dinamita sino falsedades, manipulaciones, difamaciones, que se van añadiendo sin escrúpulos.

La tranquila vida de esta silenciosa y ordenada muchacha cae bajo la lupa de la opinión pública. Y la imagen aumentada y grotesca le debe mucho a los esfuerzos por ensuciar, calumniar, y dibujar libremente la escena de cierto periodista. La tensión aumenta hasta que el periodista acaba como acaba, y Katharina culmina el destrozo que es su vida ingresando en prisión. Bonita historia.

La novela la publicó Böll allá por 1974, dos años después de recibir el Nobel. Cuarenta más tarde, el escritor alemán se horrorizaría al ver que esa destrucción potencial de la intimidad y el honor que anidaba en los medios de comunicación es hoy tan fácil. Tan fácil como escribir un tweet, o varios.

Pero quizá habría algo que lo inquietara aún más. Y es el entusiasmo con que entregamos nuestra intimidad (lo del honor lo dejo aparte, porque para mucha gente es una palabra pasada de moda). Desde aquel “apasionante experimento sociológico” que fue el programa televisivo Gran Hermano (que despertó la curiosidad infatigable del difunto Gustavo Bueno) parece como si las paredes de nuestras casas se hubieran desplomado. Dejando al descubierto nuestras vidas para deleite o rechazo de la concurrencia. Que regala o regatea pulgares hacia arriba igual que en el circo romano (si bien los romanos, cuando subían el pulgar indicaban lo contrario).

Por cosas de este tipo, esta mañana, mientras miraba la tapa de la novela y recordaba cuando la leí, hace ya varios años, me dio la impresión de que no ha pasado nada de moda. Su sombra incómoda se ha agigantado. Cabe esperar que las reacciones de la gente ante los ataques contra su intimidad y su honor (si creen tenerlo) no despierte la agresividad escondida (terrible, comprensible) de Katharina Blum.

 

Anuncios

9 comentarios en “EL HONOR PERDIDO DE KATHARINA BLUM, HEINRICH BÖLL

  1. La intimidad cada vez está más ausente en el dia a dia de nuestras vidas.. Las redes sociales, los móviles, gps, y tantos otros sistemas que empleamos para comunicarnos, son ventanas indiscretas por las que nos observan y por las que pueden saber intimidades nuestras y poder ejercer control de masas.. Gran post, José.. Abrazos d luz 🙂

    • Muy de acuerdo con tu reflexión, Mamen. Las redes sociales e internet, en general, tienen grandes utilidades pero apenas somos conscientes de lo que exponemos por la red. Pero otras veces sí que somos conscientes, y entramos en un juego cuyas consecuencias ni siquiera imaginamos. Quizá veamos proliferar pronto un ejército de usuarios con pseudónimo que escriban cosas ficticias para distraer a los ávidos internautas de su verdadera vida. De momento lo que abundan son usuarios que creen mostrar su auténtico yo, su propia vida, en el espectáculo ficticio de fotos, frases… Un fuerte abrazo Mamen.

  2. Brillante y harto disfrutable comentario sobre esta novela de Heinrich Böll, tan vital y vigente, como es la escritura de este grande de la literatura germánica, y como tan bien lo has escrito tu aquí.

    Que tengas un buen inicio de semana, amigo, y vaya un fuerte abrazobeso transatlántico, Pepe.

    • Muchas gracias, Ernesto. Sin duda tú conoces al autor mucho mejor que yo, porque eres un gran entendido en literatura germánica. Y en tu blog hemos disfrutado de fantásticas traducciones de autores desconocidos para el público en general. En cuanto a la novela de Böl, tiene pocas páginas pero enjundiosas, con reflexiones potentes sobre la libertad de expresión, la intimidad… Y una estructura narrativa también peculiar. En apariencia puede ser un modo de narrar frío, pero, entre las frases asépticas de supuestos recortes de diarios, se va colando la ironía acerada del autor contra la sociedad; y su simpatía, cariño, comprensión, por la protagonista. O así lo percibo.

      Abrazo de vuelta, Ernesto, hacia el México milenario, mágico y cálido al que tan bien representas.

      • Sin duda, es imperioso que lea esta novela. Böll también está experimentando con la estructura narrativa, pues para la época no era habitual el redactar con estilos distintos al narrativo y dialogado (a veces poético), como él lo hace con el periodístico.

        Gracias por tus lindas palabras hacia mi persona, Pepe. Estás más que correspondido, amigo. Abrazobeso grande y cálido.

  3. Interesantísima reseña… y ciertamente bien escrita… seguramente hay un corolario práctico, incluso al tiempo en que la escribió el autor (tal vez, como resabio de la época nazi, puede ser)… has visto la película alemana: “La Vida de los Otros”… mientras leía tu artículo pensé en ella…
    Gracias por compartir tus lecturas y acuciantes-acertadas reflexiones, querido José… un abrazo. Aquileana 😀

    • Muchas gracias, Aquileana. Me quedo con tu referencia a la circunstancia del autor, y con la recomendación. He oído hablar de esa prestigiosa película, y este recordatorio tuyo me anima a verla en cuanta pueda. Gracias por la aportación y un abrazo enorme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s